La página que sigue | Pagina3 – Noticias desde Oaxaca con perspectiva de género y responsabilidad social

El actual proceso electoral nos obliga a reflexionar en la página que sigue, después del 1 de julio.

Más allá de la fecha, lo importante es vislumbrar los ámbitos en que se ha desarrollado: la movilización social, el espacio electoral, la participación en las urnas.

El movimiento navista en San Luis Potosí; la Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo en Oaxaca; la resistencia cívica de los panistas en Chihuahua; los hombres y mujeres que se en 1985 se convirtieron en rescatistas y politizaron –en el mejor sentido de la palabra— la tragedia; la dinámica intensa y movilizadora de la izquierda, partidista y no; el Ejército Zapatista de Liberación Nacional en 1994 y los años subsecuentes; la observación electoral coordinada por Alianza Cívica en el 94.

Y miles de ejercicios ciudadanos más a lo largo y ancho del país, se concatenaron con al quehacer partidario que pugnaba por la transición democrática.

Ni la emisión del sufragio, ni la movilización social, ni la participación activa de la sociedad civil, son el corolario de la democracia, sino apenas su inicio.

En esta tarea Nosotrxs, como movimiento nacional, está obligado a no cejar en su lucha, a convertirse en el articulador de la búsqueda de soluciones a las causas que lastiman a la sociedad mexicana; en el actor que exige a las autoridades, que se une a otros movimientos que expresan la diversidad y pluralidad del país, que empuja cambios y que está dispuesto a la construcción activa, crítica, reflexionada, de la siguiente página de la historia de México.

No se trata de cerrar una página, del borrón y cuenta nueva, que mucho se ha escrito desde la movilización social, ciudadana y partidista, para llegar a la actual etapa.

Seguir leyendo: La página que sigue | Pagina3 – Noticias desde Oaxaca con perspectiva de género y responsabilidad social