Políticos delincuentes y la ingobernabilidad electoral – NSS Oaxaca

El presidente municipal de Tlacolula de Matamoros, Fausto Díaz Montes es acusado de acaparar espacios en el Partido Acción Nacional (PAN) al buscar su reelección y al imponer a su esposa como candidata a diputada federal.

El objetivo es garantizarse impunidad ante las corruptelas instrumentadas en el DIF Estatal por Jorge Enrique Castillo Díaz en complicidad con María de Fátima García León, principal operador político-financiero de Gabino Cué.

Según fuentes del partido blanquiazul, con el apoyo de intereses oscuros presuntamente vinculados a la delincuencia organizada, Fausto Díaz Montes, registró a su esposa María de Fátima García León como candidata a la diputación federal por el distrito IV de Tlacolula.

Sobre la ex directora del Sistema Estatal de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Oaxaca pesan graves acusaciones por el presunto desvío de cerca de 3 mil millones de pesos de programas sociales, cuando estuvo al frente de ese organismo durante el sexenio gabinista.

Sabedor que los padres de familia de la escuela primaria dañada son manipulados por los maestros lopezobradoristas de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) al alcalde Fausto Díaz Montes le ha valido madre el conflicto, ya que con irresponsable omisión busca endosar el conflicto al gobierno de Alejandro Murat por razones de rentabilidad político-electoral.

El bloqueo se ha reactivado por espacio de varios días a lo largo de muchas horas, provocando caos vial e ingobernabilidad, en virtud que el gobierno municipal, que encabeza Fausto Díaz Montes, no se ha abierto al diálogo y menos atiende la petición de reconstrucción de la escuela.

Durante el gabinato estuvo al frente del DIF estatal, María de Fátima García León, esposa del presidente municipal de Tlacolula de Matamoros y actual candidata a diputada federal por ese distrito por la coalición “Por México al Frente”, integrada por el PAN, el PRD y el Partido Movimiento Ciudadano.

En el caso de Fátima García León, las indagatorias que realiza la ASF están enfocadas a la operación de las Cocinas Comedor Nutricional Comunitarias, mismas que tuvieron que rehabilitarse a partir de este sexenio, sobre todo porque durante seis años se engañó a las autoridades federales y a las mismas comunidades, pues nunca recibieron desayunos y comidas con verduras, frutas, cereales y leguminosas, salvo durante las giras de funcionarios federales.

Productos Serel, filial del Corporativo Kosmos, recibió seis contratos del Sistema Integral para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Oaxaca (DIF), que sumaron dos mil 826 millones 704 mil 279.14 pesos.

Seguir leyendo: Políticos delincuentes y la ingobernabilidad electoral – NSS Oaxaca