Ciencia y nesciencia en política – NSS Oaxaca

Quienes viven para la política seguramente que es un verbo que implica justamente gobierno, diálogo, servicio, es decir no es más la capacidad de hacerse obedecer como concluye la mayoría de sociólogos y politólogos sino la posibilidad de demostrar la capacidad de gobernar.

Si mediante el aprendizaje, el estudio y crítica es posible comprender y explicar el mundo que nos rodea; mediante la Nesciencia, es decir, su negación o la obstrucción de toda posibilidad de llegar al conocimiento, nos alejamos de la verdad, de la claridad de las ideas y, por lo tanto, de la posibilidad de acceder a la puerta del saber, que es la condición deseada para el ser humano, pues donde la sabiduría se propaga la sociedad alcanza su satisfacción sin la necesidad de la suntuosidad.

En política, estamos lejos de la sabiduría, lejos también de la filosofía, un tanto cercanos a la ciencia, pero distanciándonos, estamos nadando en la nesciencia, en la ignorancia, negando toda posibilidad de asimilar, de aprender, de hacer experiencia, pues para no repetir errores, debemos dejar de ensayar y aplicarnos con toda responsabilidad, aunque ya lejos del método del ensayo y error, vamos de error en error.

Las generaciones que siguen, salvando honrosas excepciones, vienen recogiendo basura, pisando mierda, pidiendo oportunidades, y cuando las tienen, una vez con tantito poder, se empeñan en ejercerlo como si fueran una calca, una copia clonada a imagen y semejanza de muchos de los viejos, exactamente igual; las mujeres que llegan a un cargo público, también con la salvedad excepcional, hacen lo mismo que los hombres, imitan lo que tanto denuestan o critican, según sea el caso.

Seguir leyendo: Ciencia y nesciencia en política – NSS Oaxaca