Raúl Maldonado Mendoza: a un año de tu partida – NSS Oaxaca

La esperanza siempre muere a lo último: el 09 de marzo del 2017, bajando del autobús procedente de la Ciudad de México, a la 6 de la mañana, me dirigí a preguntar por ti papá al IMSS en Oaxaca, el escenario jamás me lo imagine, el urgenciólogo con el que hable , en presencia de mi tío Víctor Manuel Maldonado Mendoza, me decía entre molesto y frustrado “ayer a las 6 de la tarde ingreso su papá (08 de marzo del 2017) con un paro cordiaco, en esos casos el tratamiento a seguir es la trombosis, para adelgazar la sangre y destapar sus arterias, es un procedimiento que tiene sus riesgos, pero es mayor el beneficio, ya que si todo sale bien es como si no hubiera tenido un paro cardiaco” ¡hágaselo!, le exprese, “no, no, no ya no tiene caso, eso se debió haber hecho en las primeras 5  horas para que tenga efecto, ahorita ya nadie le quita el daño al corazón, yo no sé por qué no lo autorizo la señora”, en ese momento me desbarate.

Salió con éxito la angioplastia que le practicaron, dos de tres arterias le abrieron; “no sé  cómo llego, y salió bien, pero hay que esperar como va evolucionar… entro a la sala de urgencias… le pusimos una “bomba” en una pierna para ayudar al corazón a trabajar”, me dijo la doctora que lo atendió.

Ese día acaba de llegar al hotel y disponerme a descansar, a los 45 minutos de acostado,-eran como las 12:40 horas-, sonó mi celular, era mi tío Víctor Manuel Maldonado Mendoza, quien me decía que tenía que regresar, que el doctor comentaba que la situación se estaba poniendo muy delicada.

Regrese inmediatamente y hable con el medico que atendía a mi padre; me comento con una elevada sinceridad que ya no había más que hacer.

Seguir leyendo: Raúl Maldonado Mendoza: a un año de tu partida – NSS Oaxaca